Topics:

Después Del Dictamen De La Ley: Una Guía Para El Consumidor

Jun 28, 2012

A version of this story is also available in English.

Recientemente la Corte Suprema defendió el acatamiento de la Ley Federal de Cuidado de Salud del 2010, desestimando el cuestionamiento de los estados al requisito de la ley por el cual los particulares deben tener un seguro de salud. Sin embargo, los jueces dieron a los estados el derecho de optar no respetar una premisa fundamental por la cual se les requiere extiendan los programas de Medicaid a pobres y discapacitados.

La decisión tendrá consecuencias arrolladoras para los consumidores, funcionarios estatales, empleadores y proveedores de cuidado de la salud, incluyendo los médicos y hospitales.

Si bien algunas de las características clave no entran en vigencia hasta el 2014, la todavía controversial ley ya ha alterado la industria del cuidado de la salud, y establecido un número de beneficios para el consumidor.

He aquí algunas de las preguntas más comunes sobre algunas de las disposiciones de la ley que ya está en marcha y ejecutándose, al igual que las características más importantes de lo que ésta implicará.

No tengo seguro de salud. De acuerdo con la ley: ¿debo adquirirlo? ¿Y qué sucede si no lo hago?

En este momento, no es necesario que usted tenga un seguro de salud. Pero a comienzos del 2014, la mayoría de las personas tendrán que tenerlo o serán sancionadas al respecto. Para las personas, la pena podrá ser de $95 al año, o el 1 por ciento de sus ingresos, cualquiera fuese mayor, y hasta a $695, o el 2,5 por ciento de los ingresos, en el 2016.

Para las familias, la multa sería de $2.085 o el 2,5 por ciento de los ingresos del grupo familiar, cualquiera sea mayor para el 2016 y después. Se podrá renunciar al requisito de cobertura por varias razones, incluyendo privaciones económicas o creencias religiosas.

Millones de personas adicionales calificarán para Medicaid o para subvenciones federales para la compra de un seguro de salud según la ley.

Obtengo mi cobertura de salud en el trabajo y me gustaría mantener mi plan actual. ¿Podré hacerlo? ¿Cómo se verá afectado mi plan por la ley de salud?

Si obtiene cobertura de salud en su trabajo, es probable que esto no cambie. Pero, al igual que antes de que se decretase la ley, su empleador no está obligado a mantener el plan actual y puede cambiar las primas, deducciones, copagos y red de cobertura.

Ya puede haber experimentado algunos cambios con relación a esta ley. Por ejemplo, la mayoría de los planes prohíben ahora los límites de cobertura de por vida e incluyen la garantía de que si un niño adulto de hasta 26 años no puede obtener seguro de salud en su trabajo, el mismo puede permanecer en el plan de salud de sus padres.  

¿Cuáles son otras secciones de la ley que están vigentes en este momento?

Probablemente sea usted elegible para servicios preventivos sin que tenga que desembolsar dinero, como en el caso de un análisis para la detección del cáncer de mama y las pruebas de colesterol.

Los planes de salud no cancelan su cobertura una vez que esté enfermo, una práctica conocida como “rescisión”, a menos que haya cometido fraude cuando solicitó la cobertura.

No se les pueden negar a los niños con condiciones pre-existentes cobertura. Esto aplicará a los adultos a partir del 2014.

Las aseguradoras tendrán que brindar descuentos selectivos a los consumidores si éstos gastan menos del 80 al 85 por ciento de los dólares de las primas en cuidado de salud.

Algunos planes existentes, si no han cambiado de forma significativa desde que se decretó la ley, no tienen que atenerse a ciertas partes de la ley. Por ejemplo, estos planes “protegidos” todavía pueden cobrar a los beneficiarios parte del costo de los servicios preventivos.

Si se encuentra en la actualidad en alguno de estos planes, y su empleador realiza cambios significativos, como aumentar los costos que usted debiera desembolsar, el plan tendrá que respetar, entonces, todos los aspectos de la ley de salud.

Deseo obtener un seguro de salud pero no puedo pagarlo. ¿Qué debo hacer?

Dependiendo de sus ingresos, podrá ser elegible para Medicaid. En la actualidad, en la mayoría de los estados, los adultos no mayores sin hijos menores no califican para Medicaid. Pero al comienzo del 2014, el gobierno federal ofrece la paga del costo de una extensión en los programas para que cualquiera con un ingreso de o menor al 133 por ciento del nivel de pobreza federal, (que en base a los lineamientos actuales sería de $14.856 para una persona o de $30.656 para una familia tipo) sería elegible para Medicaid. La Corte Suprema estableció que los estados no pueden ser forzados a realizar el cambio.

¿Qué sucede si implico mucho dinero para Medicaid pero aún así no puedo pagar el seguro de salud?

Puede ser seleccionable para las subvenciones del gobierno para que le ayuden a pagar un seguro privado que se vende en los mercados de seguro de salud con base en el estado, llamados intercambios de seguro, que se espera comiencen a operar en el 2014. Los intercambios venderán planes de seguro de salud a los particulares y empresas pequeñas.

Estas subvenciones a las primas estarán disponibles para las personas y familias con ingresos entre 133 por ciento y el 400 por ciento del nivel de pobreza, o de $14.856 a $44.680 para los particulares y de $30.656 a $92.200 para una familia tipo (en base a los lineamientos de pobreza actuales).

¿Será más fácil para mí obtener cobertura aún si tengo problemas de salud?

Se les prohibirá a las aseguradoras que rechacen a los solicitantes de seguros en base a su condición de salud una vez que los intercambios estén en funcionamiento en el 2014.

Tengo una pequeña empresa. ¿Deberé adquirir seguro de salud para mis trabajadores?

No se requiere que empleador alguno provea seguro de salud. Pero al comienzo del 2014, las empresas con 50 o más empleados que no brinden cobertura de seguro de salud y tengan al menos un trabajador de tiempo completo que reciba cobertura subsidiada en la bolsa de seguros de salud tendrá que pagar una prestación de $2.000 por empleado de tiempo completo. Los primeros 30 trabajadores de la firma quedan excluidos de esta prestación.

Sin embargo, si tiene una firma con 50 empleados o menor cantidad no hará frente a sanciones.

Además, si tiene una pequeña empresa, la ley de salud ofrece un crédito impositivo para ayudar a cubrir el costo. Los empleadores con 25 trabajadores o menor cantidad que ganen un salario promedio anual de $50.000 o menor, podrán obtener en la actualidad créditos impositivos de hasta el 35 por ciento del costo de las primas. El crédito aumenta hasta un 50 por ciento en el 2014.

Tengo más de 65 años. ¿Cómo afecta la legislación a los individuos de la tercera edad?

La ley acorta la brecha en el plan de la parte D de Medicare de medicina de venta con receta conocido en inglés como el “doughnut hole” o ingreso en la fase de ausencia de cobertura. Esto es cuando los adultos de la tercera edad que han pagado una cierta cantidad inicial en costos de prescripción tienen que pagar por todos sus costos de recetas hasta alcanzar un total de $4.700 al año. Después, la cobertura del plan comienza nuevamente.

Dicha brecha en la cobertura será totalmente acortada para el 2020. Las personas de la tercera edad todavía serán responsables por el 25 por ciento de los costos de las la medicina de venta con receta.

La ley también ha extendido la cobertura de Medicare a los servicios preventivos, como el análisis de colon, próstata y cáncer de mama, que son ahora gratuitos para los beneficiarios. Medicare también pagará la visita anual de bienestar al médico.

La ley de salud redujo los pagos federales del gobierno a los Planes Medicare Advantage, administrados por aseguradoras privadas como una alternativa al Medicare tradicional. Medicare Advantage cuesta más por beneficiario que Medicare tradicional. Los críticos de estos recortes en los pagos dicen que pueden implicar que los planes privados no ofrezcan muchos beneficios extra, como anteojos, audífonos y membresías a gimnasios gratuitos que se proveen en el presente.

¿Tendré que pagar más por mi cuidado de salud debido a esta ley?

Nadie lo sabe con seguridad. Aún aquellos que respaldan la ley reconocen que los pasos a dar para el control de los costos de salud, como son los incentivos para coordinar un mejor cuidado, pueden tardar un tiempo en mostrar ahorros significativos. Los opositores dicen que los requisitos de cobertura adicionales de la ley harán que el seguro de salud sea más caro para los particulares y el gobierno.

Habiendo dicho esto, existen nuevos impuestos y prestaciones a pagar. Por ejemplo, al comienzo del 2013, los particulares con ganancias sobre $200.000 y las parejas casadas que ganen más de $250.000 pagarán un impuesto a la nómina de Medicare del 2,35 por ciento, superior al 1,45 por ciento actual, sobre las ganancias por encima de dichos umbrales. Además, las personas con los ingresos más altos enfrentan un impuesto del 3,8 por ciento sobre los ingresos no salariales, como son los dividendos e intereses.

Al comienzo del 2018, la ley también impondrá un 40 por ciento de impuesto al consumo por la mayoría de parte de la cobertura de salud pagada por el empleador (incluyendo el seguro dental y de la vista) que exceda $10.200 al año y $27.500 para familias. Este impuesto ha sido llamado el impuesto “Cadillac” porque golpea a los planes más generosos.

¿Encontró la ley problemas durante la fase de implementación?

Algunos aspectos no han funcionado como pretendían sus autores.

Por ejemplo, la ley ha creado agrupaciones de seguros de alto riesgo para ayudar a que la gente adquiera un seguro de salud. Pero la inscripción en las agrupaciones ha sido menor a lo esperado. A partir del 31 de marzo, 61.619 personas se han registrado en agrupaciones de alto riesgo, pero se esperaba inicialmente se inscribiesen entre 200.000 a 400.000 personas en el programa que comenzó en junio de 2010. Algunas personas encuentran el costo y cumplir con los requisitos impuestos algo difícil.

Por ejemplo, los postulantes no deben estar asegurados durante seis meses debido a una condición médica pre-existentes antes de que puedan ingresar a una agrupación. Y dado que los participantes están más enfermos que la población en general, las primas son mayores.

La inscripción aumentó desde el verano, después de que las primas fueron reducidas en algunos estados en casi un 40 por ciento y algunos estados aumentaron la publicidad.

Una disposición de cuidado de largo plazo de la ley no existe por el momento. El programa Community Living Assistance Services and Supports (Programa de servicios de asistencia y apoyo de vida de la comunidad) (La Ley CLASS Act) fue diseñado para que las personas adquieran seguros garantizados de modo federal que podrían haber ayudado a los consumidores a eventualmente cubrir los costos de cuidado a largo plazo. Pero el último otoño, los funcionarios oficiales suspendieron el programa de modo efectivo aún antes de que se planease su comienzo, argumentando que no pudieron encontrar una forma para hacerlo funcionar desde el punto de vista financiero.

Kaiser Health News es un programa editorial independiente perteneciente a la Henry J. Kaiser Family Foundation. Es un programa imparcial y sin fines lucrativos que se dedica al estudio y diseminación de información sobre política de salud. Kaiser Health News no está afiliada a Kaiser Permanente.

We want to hear from you: Contact Kaiser Health News